Tigre

Tigre

Eran las 4:00 de la madrugada cuando sintió los golpes en la puerta, pero no reaccionó de inmediato porque los perros no habían ladrado. Siempre lo hacían con los intrusos. –Toc, toc, toc, volvió a escuchar. Y esta vez no tuvo dudas. Alguien golpeaba la puerta. No...
Rodar

Rodar

El día que Hache perdió su bolsa casi enloquece. Se paró de golpe entrando al vagón del metro, y, a punto de que sonara la alarma de la puerta, retrocedió sin dar tiempo a que terminaran de entrar los demás pasajeros. Hache dio una zancada al revés tan sorpresiva como...